Princes Street Gardens

Princes Street Gardens

Creados en 1820 tras drenar el North Loch, hoy en día los Jardines de Princes Street separan la Ciudad Vieja de la Ciudad Nueva.

Los Jardines de Princes Street (Princes Street Gardens) son el parque urbano más importante del centro de Edimburgo. Separan la Ciudad Vieja de la Ciudad Nueva.

Los jardines tienen unas dimensiones de más de 150.000 metros cuadrados y están divididos en dos partes por The Mound, una colina artificial que comunica ambas partes de la ciudad y en la que se encuentra la Galería Nacional de Escocia.

Origen de los jardines

La superficie que ahora ocupan los jardines fue durante siglos el lago más importante de Edimburgo: el Nor Loch (North Loch o Lago Norte).

El Lago Norte, inicialmente una marisma, fue utilizado como defensa natural de la ciudad para complementar la labor defensiva del castillo. Con la parte norte y oeste protegidas, Edimburgo sólo necesitaba murallas en sus partes sur y este.

Desde la Edad Media hasta el siglo XIX, el Nor Loch fue utilizado para hacer pruebas de brujería, para hacer desaparecer cadáveres, como vertedero de aguas residuales y, cómo no, como fuente de agua "potable". Este fue uno de los principales motivos de la insalubridad de la ciudad y de las continuas enfermedades que mermaban la población.

Los jardines Princes Street Gardens se inauguraron en 1820 tras drenar el lago.

Precioso durante todo el año

Durante todo el año los Jardines de Princes Street son uno de los puntos de reunión más importantes de Edimburgo, siendo la fuente Ross el monumento más importante del lugar. Esta fuente fue instalada en 1872 tras haberse expuesto en la Gran Exhibición de Londres de 1862.

Cuando llega la navidad, se instala Winter Wonderland y los jardines acogen un mercado navideño, una pista de patinaje sobre hielo y algunas atracciones, entre las que destaca la noria de 33 metros conocida por muchos como The Edinburgh Eye.