Royal Mile

Royal Mile

La Royal Mile es una calle de Edimburgo que comunica el Castillo, al oeste, con el Palacio de Holyroodhouse, al este.

La Royal Mile (Milla Real) es la calle más famosa de Edimburgo. Como curiosidad, su longitud, 1.814,2 metros, da origen a una medida un tanto desconocida, la milla escocesa.

A lo largo de toda la calle encontraréis decenas de callejones (closes) y patios (courts). Merece la pena acceder a algunos de ellos para deleitarse del gusto medieval de la ciudad.

La Royal Mile está dividida en 6 zonas relativamente diferenciadas:

Castlehill y Castle Esplanade

Estas dos partes de la Royal Mile son las más cercanas al castillo y las más antiguas de Edimburgo, ya que éste fue el origen de la ciudad.

Junto a la puerta de entrada al castillo se encuentra Castle Esplanade, un espacio abierto utilizado en el pasado para la quema de brujas y donde hoy se celebra el Tattoo Festival.

Lawnmarket

Lawnmarket es la denominación que reciben los pocos más de 100 metros que separan The Hub (iglesia reconvertida en la sede del Festival de Edimburgo) de Bank street, llamada así por conducir al Banco de Escocia.

Debido a su cercanía al castillo, esta parte de la calle es la más saturada de tiendas de regalos. En el número 477b se encuentra Gladstone´s Land, una casa del siglo XVI que ha sido rehabilitada para las visitas.

Hasta el siglo XVII esta calle acogía un mercado de lino.

High Street

High Street es la parte más conocida de la Royal Mile. En esta zona se encuentra la Catedral de St Giles, la iglesia Tron, algunas tiendas y gran cantidad de restaurantes y pubs que, aunque tienen cierta vocación turística, también son frecuentados por los locales.

Canongate

Aunque hoy es algo que pasa totalmente desapercibido, hasta el año 1856 Canongate fue un burgo independiente. A lo largo de Jeffrey Street, entre Edimburgo y Canongate, se encontraba la muralla que dividía ambos burgos.

En la intersección de la Royal Mile con Jeffrey Street se pueden ver algunos baldosines metálicos que indican dónde se encontraba la puerta de la ciudad. En una de las esquinas se encuentra el pub The World's End, llamado así porque para mucha gente de Edimburgo este punto significaba el fin del mundo, quien salía por esa puerta probablemente nunca volvía a entrar.

Cuando cae la noche, el tramo de Canongate se queda bastante desierto, por lo que es mejor recorrerlo durante el día.

Abbey Strand

Este pequeño tramo de la Royal Mile conduce desde el final de Canongate, donde se encuentra la Plaza de Parlamento, hasta el Palacio de Holyroodhouse.