Tours en español
Traslados aeropuerto
Hoteles en oferta
  1. Fecha de llegada
  2. Fecha de salida
o ver todos los hoteles baratos
Vuelos baratos

Dónde comer en Edimburgo

Aunque la gastronomía escocesa tiene algunos platos en común con la cocina inglesa, en Escocia existen una gran variedad de recetas propias y otras de influencia extranjera, sobre todo francesa.

Los platos escoceses suelen ser contundentes y es difícil quedarse con hambre, sobre todo después de los interminables desayunos que ofrecen la gran mayoría de los hoteles.

Platos típicos

Desayuno escocés
Desayuno escocés

Haggis, el plato más típico de Escocia
Haggis, el plato más típico de Escocia

Siempre conviene llevar de viaje un listado con los platos típicos de la ciudad para consultar en caso de que no entendamos alguno de los ingredientes que llevan. Aquí os dejamos un listado con algunos platos típicos de Edimburgo:

  • Haddock: Una especie de merluza.
  • Kipper: Arenque ahumado.
  • Neeps and tatties: Puré de rábanos y patatas.
  • Cock-a-leekie: Sopa de puerros, patatas, caldo de pollo y mantequilla.
  • Scotch broth: Sopa de cordero y verduras.
  • Partan bree: Sopa de marisco.
  • Cullen Skink: Sopa de pescado ahumado con patatas y cebolla.
  • Stovies: Ensalada de patatas y cebolla.
  • Grouse: Codorniz.
  • Porridge: Papilla de copos de avena.
  • Oatcakes: Galletas de avena.
  • Shortbreads: Galletas de mantequilla.
  • Dundee cake: Pastel de frutos secos.
  • Cranachan: Dulce de crema, harina de avena y frambuesas.

Haggis

El haggis es uno de los platos típicos más populares de Edimburgo y, como tal, le debemos el honor de colocarlo en un apartado diferente para explicar su controvertida receta.

Se trata de un plato muy condimentado con un intenso sabor, cuyos apetecibles ingredientes son hígado, corazón y pulmones de cordero, embutido en la piel formada por el estómago del mismo y cocido durante varias horas.

Aunque a los escoceses les gusta comer este plato cualquier día a cualquier hora (incluso para desayunar), es típico consumirlo el 25 de enero, durante la conocida como la Cena de Burns, celebrada en honor al poeta escocés Robert Burns.

Aunque en sus comienzos se trataba de un plato consumido por las familias pobres que aprovechaban las partes del animal que nadie quería, hoy en día es raro encontrar un restaurante en el que no se sirva haggis.

Un gran abanico de posibilidades

Edimburgo no es una ciudad demasiado barata en cuanto a sus restaurantes pero, dependiendo del presupuesto de cada uno, siempre es posible encontrar la opción apropiada.

Dado que los principales museos y puntos de interés cierran entre las 17:00 y las 18:00 horas, recomendamos ahorrar tiempo a la hora de comer comprando un kebab, un bocadillo, o cualquiera de las opciones que ofrecen los típicos "Fish and chips".

A la hora de cenar, cuando ya ha oscurecido y comienza a refrescar, es cuando más apetece sentarse en un restaurante y descansar degustando algunos platos típicos escoceses. Dependiendo del tipo de restaurante que elijáis, el precio puede variar mucho, pero los platos principales vienen a costar normalmente entre 10 y 15 libras.

Horario

En la mayoría de las ciudades europeas suelen comer y cenar más temprano de lo que estamos acostumbrados en España. Edimburgo es una de esas ciudades en las que la comida se sirve temprano, aproximadamente entre las 12:00 y las 14:00 horas, y los horarios de la cena también comienzan pronto, sobre las 18:00 horas. A partir de las 20:30 empieza a ser difícil encontrar la cocina abierta en la gran parte de los lugares.

Acostumbrados al turismo, algunos restaurantes y pubs de las calles más importantes suelen cerrar la cocina más tarde, de forma que no tendréis problemas para cenar en un horario algo más "normal".

Zonas

Aunque en cualquier zona de la ciudad se pueden encontrar restaurantes y locales de comida rápida, algunas de las zonas más interesantes son la parte superior de la Royal Mile y Princes Street, además de la tranquila y encantadora Rose Street.



Consejos prácticos

En la mayoría de los pubs ya podéis esperar sentados hasta que os sirvan, probablemente esto nunca ocurra. Lo más común en estos lugares es pedir la comida y la bebida en la barra y pagarla antes de que os la sirvan.

Las cervezas suelen servirse en jarras de pinta de forma que, si queréis una caña, debéis especificar que queréis media pinta, “half pint”.

En Escocia está mal visto mezclar el whisky, suelen servirlo solo y sin hielo. Como mucho en ocasiones lo mezclan con un poco de agua.